Ya esta qui Windows 11. A partir de esta semana ya podrás descargar la versión final y empezar a probarlo. Pero antes de hacerlo te decimos lo que debes saber antes de instalar Windows 11.

Antes de empezar es importante que conozcas los requisitos mínimos del hardware que vas a necesitar para una adecuado funcionamiento del sistema.

Es importante mencionar que vas a necesitar tener una cuenta de Microsoft para poder terminar la instalación y configuración de Windows 11 a diferencia de Windows 10, que podías tener una cuenta local. Ahora será necesario tener una cuenta de Microsoft.

Qué requisitos mínimos pide Windows 11

Estas son las especificaciones mínimas de hardware que vas a necesitar para que Windows 11 pueda ser instalado y funcionar de forma correcta en tu computadora.

  • Procesador: 2 o más núcleos de 1 GHz o más, y tiene que ser un procesador de 64 bits compatible o sistema en un chip (SoC).
  • Memoria RAM: Necesitarás un mínimo de 4 GB de memoria RAM.
  • Almacenamiento: Necesitarás un mínimo de 64 GB de espacio libre en el disco duro donde vayas a instalarlo.
  • Firmware del sistema: Necesitarás un ordenador con UEFI, y compatible con Secure Boot.
  • TPM: Necesitas compatibilidad con el Módulo de plataforma segura 2.0 o TPM 2.0, que desde 2016 es obligatorio para el hardware de cualquier ordenador con Windows. Te hemos escrito cómo comprobar si tienes chip TPM en el ordenador, ya que será el requisito más duro de cumplir.
  • Tarjeta gráfica: Tu tarjeta gráfica necesita ser compatible con DirectX 12 o posterior, y con el controlador WDDM 2.0.
  • Pantalla: Necesitarás una pantalla de un mínimo de 9 pulgadas en diagonal, con 720p de alta definición, y canal de 8 bits por color.
  • Otros: Vas a necesitar tener una cuenta de Microsoft, y necesitarás estar conectado a Internet para la configuración inicial y cualquier actualización.

Qué pasa con el TPM 2.0

Sin duda, la mayor polémica viene por la obligatoriedad de tener un chip TPM 2.0 en tu ordenador. El TPM es un chip de seguridad, un criptoprocesador que sirve para almacenar las claves de cifrado de Windows, protegiendo la privacidad de tus archivos más sensibles. En Windows 10 este chip no se exigía, pero en Windows 11 va a ser imprescindible para utilizar el sistema operativo.

Puedes comprobar si tu ordenador tiene el TPM activo abriendo el menú de inicio y escribiendo tpm.msc. Entonces, deberás entrar en una aplicación que debería aparecer con ese mismo nombre, y te llevará a una pantalla donde se te dirá si el chip está o no está presente. A veces, puede que lo tengas pero no esté activado. En esos casos, tienes un método para activar el TPM desde la UEFI de Windows.

Cómo instalar Windows 11

Si tienes Windows 10 original y actualizado a la última versión, y si tu ordenador cumple con los requisitos mínimos para poder usarlo, la actualización a Windows 11 te llegará automáticamente por Windows Update. Se trata del centro de actualizaciones de Windows 10, y lo puedes encontrar en la sección de Actualización y seguridad de la configuración de Windows 10.

No todos los ordenadores van a recibir la actualización a Windows 11 a la vez, ya que esta irá llegando de forma progresiva. De hecho, Microsoft advierte que algunos equipos podrían no recibirla hasta entrado el 2022. Por lo tanto, tendrás que armarte de paciencia y esperar a recibir la actualización para proceder.