En los próximos días llegará el «apagón» en todo el mundo y son muchos los dispositivos que no van a poder usar internet.

El apagón de internet sucederá debido al vencimiento de un certificado de autenticación necesario para validar la conexión de un dispositivo con el servidor base.

Let’s Encrypt, una organización sin fines de lucro que emite certificados que encriptan las conexiones entre los dispositivos e Internet, dejará de brindar soporte a un protocolo que va a quedar fuera de servicio.

Debido a lo anterior, todos aquellos dispositivos que no tengan la capacidad de actualizarse, van a dejar de tener conexión a internet.

El 30 de septiembre de 2021 podría ser recordado como el día del “gran apagón cibernético”.

¿Qué dispositivos dejaran de funcionar?

Los equipos y sistemas operativos que dejaran de funcionar son:

  • Dispositivos Apple: computadoras con sistemas operativos macOS 10.12.0 y anteriores. Los Iphone o Ipad con sistema iOS 9 y anteriores.
  • Android 2.3.6 Gingerbread y previos.
  • Windows XP Service pack 2 y anteriores.
  • PlayStation 3 ( PS3) con firmware versión 5.00 y anteriores.
  • Otros dispositivos son: BlackBerry con versión inferior a 10.3.3, PlayStation 4 con sistema operativo anterior a la versión 5.0, Nintendo 3DS y Smart TV con sistema híbrido.

Solución

La solución más simple es renovar los controladores. Fuera de la zona de riesgo están todos los dispositivos que fueron adquiridos a partir de 2017, ya que la mayoría cuentan con el ISGR Root X1, cuya fecha de caducidad es en junio de 2035.

Sin embargo, muchos equipos que han perdido la capacidad de actualización, ya sea porque fueron discontinuados por sus fabricantes, no tienen espacio disponible en la memoria o nunca se contempló este inconveniente.

Es así que, a partir del 30 de septiembre de 2021 , muchos teléfonos móviles, algunos modelos de computadoras, los primeros smartTV y viejas consolas que siguen usando el antiguo certificado, no podrán ingresar a Internet, lo que prácticamente los condena a la obsolescencia.

El otro problema es que, si no se actúa con rapidez, una vez que este certificado de autenticación raíz expire, los navegadores web ya no estarán habilitados para circular por la red.